THE MAGIC ZONE…

Todavía en fase de desescalada, podemos pasear cerca de nuestras casas. En el bosque del Garraf, que hay justo detrás de mi vivienda, está la vida en plena acción primaveral. El agua todavía corre por la riera después de cuatro días de lluvias sin cesar, algo que no había visto nunca aquí. En el primer día, que pudimos salir a pasear, estaba el bosque “lleno” de gente, donde, normalmente, podrías encontrar alguna persona solitaria, como si buscáramos la conexión que pensamos haber perdido con la naturaleza. El bosque estaba precioso, lleno de vida y colores.

Ciertos olores me recordaban a mi juventud en Holanda, los frondosos bosques, jugando y descubriendo el mundo natural en un espacio que todavía anhelo: los olores y sentidos de la humedad del bosque de la Veluwe, la zona boscosa más amplia de los Países Bajos. Es aquí donde viví mi primer “confinamiento” natural a los 19 años. En busca de preguntas y respuestas me adentré en el bosque, con lo mínimo, para estar conmigo mismo durante cuatro días, en un espacio de dos metros cuadrados. Es allí donde pude observar y abrazar mi sombra, y darme cuenta de la profunda conexión que tenemos con la naturaleza. Esa experiencia me llevó a estar cada vez más tiempo en el bosque, aprendiendo a vivir y convivir en ese mundo natural. Allí me di cuenta de que no hay separación, somos una parte intrínseca de la misma. Nosotros dependemos de la naturaleza, pero la naturaleza no necesita al ser humano.

Dolomitas, Italia. 

Estos días ha quedado en evidencia cómo nuestra “no presencia” ha ayudado a recuperar vida en la biosfera. La pregunta ahora es cómo podemos vivir y convivir, aportando a nuestra relación con la naturaleza, el mundo donde vivimos. Cuando creemos que la naturaleza es algo externo a nosotros, nos excluimos de una fórmula maravillosa que nos permite estar en la zona mágica. En este lugar, donde todo fluye, donde estás conectado y te inspiras de tu sabiduría e intuición, donde expandes el bien, independientemente dónde y con quién estés. Nuestro propósito, en X-plore, es aportar esa fórmula para explorar y vivir en esa zona mágica.

 

Nueva realidad, nueva imagen

Con mucho cariño queremos compartir con vosotros la nueva imagen y página web de X-plore, alineada con nuestra visión y propósito. En estos años X-plore ha crecido de forma natural, a raíz de la llamada de las personas que han querido acompañarnos en este apasionado viaje, y adaptándonos a una realidad tan rápida, cambiante e insegura. En las siguientes páginas web podrás encontrar nuestra forma de vida y ser.

 

               

 

 

Cercadeti y Connect

Hemos creados experiencias adaptándonos a una realidad nueva. Queremos proponer algo que hace de este desafío una ventaja para así estar #Cercadeti. Programas que ayudan a conectar en entorno saludable y natural, compartiendo la experiencia con otras personas que buscan lo mismo que tú. Podemos buscar el valor más cerca de nosotros, y no hace falta volar al otro lado del mundo para conectarse con uno mismo, en un entorno natural y adaptado a las exigencias de seguridad y salud debido a la situación del Covid-19.

Al-Ula, Saudi Arábia 

Quiero agradeceros a todos los que formáis parte de nuestra comunidad vuestra fidelidad y confianza, ya que gracias a vosotros, hemos podido recorrer este camino lleno de aprendizajes y sensaciones que nos hacen sentir vivos y agradecidos.

We are nature…

Gerard van den Berg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *